cubano-gay
Todas las profesiones tienen sus herramientas de trabajo y quienes las utilizan para cumplir con sus deberes laborales. Este cubano, recién llegado a Miami tiene buen conocimiento sobre su instrumental de trabajo: su polla. Este golfo goza como ningun otro gay follándose a todos los hombres gays que ve desalmados y sin protección por la costa. Con esa enorme polla, el cubano gay se convierte en una golosina de chocolate con leche irresistible.

Dejar un mensaje